NORMAS ÉTICAS DEL SECRETARIADO MÉDICO Y ADMINISTRATIVOS DE LA SALUD

Obligaciones Generales:

En la practica de su profesión, el personal administrativo sanitario, se compromete a respetar los principios enunciados en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre que concreten los límites del secreto profesional, el derecho de toda persona a la información y a respetar los derechos del enfermo.

Bajo ninguna circunstancia el personal administrativo sanitario atentará contra la dignidad e integridad del individuo.

En su comportamiento profesional ha de demostrar su honestidad, integridad intelectual y lealtad. Se compromete concretamente a evitar todo comentario o información falsa o engañosa.

En sus relaciones con otras profesiones y con otras actividades, el profesional ha de respetar las reglas y costumbres de estos profesionales, siempre que estas costumbres no sean incompatibles con la ética de su profesión.

Obligaciones profesionales específicas:

En la practica de su profesión, el profesional del Secretariado Médico y Administrativo de la Salud ha de mantener la más estricta discreción, respetando escrupulosamente el secreto profesional, absteniéndose, en particular, de revelar cualquier información sobre el pasado, presente o potencial, si no se tiene la autorización expresa del paciente para facilitarla.

Cuando la ejecución de una orden conlleve faltas profesionales contrarias a los principios de estas normas, el profesional ha de comunicarlo inmediatamente a su superior jerárquico e intentar conseguir que se respeten las normas deontológicas de la profesión.

El profesional no aceptará por sus servicios remuneraciones que no sean su salario y le estará prohibido aceptar gratificaciones u otras compensaciones materiales que están directamente relacionadas con la transmisión de información confidencial.

Puesto que el profesional del Secretariado Médico y Administrativo de la Salud es el depositario, en última instancia, de la historia clínica y diagnóstico del enfermo, deberá preservar en todo momento el uso de los mismos con otro fin que no sea el contemplado en los derechos del enfermo y en las normativas éticas de estudios epidemiológicos.

Igualmente utilizará su capacidad y recursos en potenciar los trabajos que se hagan en el Centro o Institución para la protección de los datos confidenciales.

Obligaciones en relación con sus compañeros:

El profesional del Secretariado Médico y Administrativos de la Salud se abstendrá de cualquier competencia desleal en relación con sus compañeros. Asimismo debe respetar su reputación y evitar comentarios de menosprecio hacia ellos.

En relación a su profesión:

El profesional del Secretariado Médico y Administrativos de la Salud se abstendrá de realizar ninguna práctica que pueda perjudicar la reputación de la profesión.

Estará obligado, n particular, a no perjudicar mediante violación de los Estatutos y del Reglamento de Orden Interno, la existencia, el buen funcionamiento y el nombre de la Asociación.

Puesto que es responsabilidad de cada asociado proteger la imagen de la profesión, el profesional tendrá no sólo el deber moral de respetar él mismo las normas sino, además:

a) participar en difusión, buen conocimiento e interpretación.
b) Indicar a quien hubiera lugar las violaciones de las cuales él tenga conocimiento.


Aprobadas por la Asamblea General de AESMAS. IV CONGRESO NACIONAL, Sevilla, 1994, publicadas en la revista TESMAS, VOL. 6, 1994 (Redactadas por A. Sáez, A. Vilana, M. Mesa, P. Lozano y E. Romero, en col. con el Dr. F. Abel).